Esta nueva temporada tengo varias ideas claras que quiero traerte para que puedas entender mejor mi trabajo en Bluedale. Una de ellas es el funcionamiento de la empresa. Porque sí, esto es una empresa de moda, que contruí hace unos años, y que además de darme mucho trabajo y quebraderos de cabeza, también me trae unas alegrías enormes.

Respecto al funcionamiento de la empresa, creo que podrás entenderlo mejor si te explico lo que es el slowfashion. Una de estas palabras inglesas súper modernas, pero que define perfectamente a Bluedale. y es que sin yo saberlo, llevo ya más de 7 años promoviendo el slowfashion.

QUÉ ES EL SLOWFASHION

Si aún estás un poco perdida con el término, slowfashion significa moda lenta. Y es lo contrario al fast fashion, que es la moda rápida e industrializada.

Slowfashion es concienciarse de la producción de la ropa, es valorar cada proceso productivo, es promover una moda ética, justa, que respete los derechos de los trabajadores. Una moda con calidad y exclusividad. Todo lo contrario a lo que las grandes empresas industriales promueven al producir sus prendas en cadena y sin tener cuidado por el medio ambiente o los derechos de sus trabajadores.

¿Te viene algo en mente?

CÓMO FUNCIONA EL SLOWFASHION EN BLUEDALE

Seguro que leyendo lo que es el slowfashion ya puedes entender qué es exactamente lo que hago en Bluedale.

Las colecciones son pequeñas y las unidades limitadas, porque las coso una a una en mi atelier. Nada de grandes fábricas ni talleres que hagan un número casi ilimitado de mis prendas. Porque yo no quiero vender más sino mejor; no quiero que compres más, sino que compres mejor.

Mis prendas temporada tras temporada son duraderas, atemporales, que podrán acompañarte durante años sin que las sientas viejas o pasadas de moda. Siempre te lo digo.

Y también me encanta compartir contigo el proceso de producción, y lo hago en las redes sociales, el blog y el newsletter. Soy totalmente transparente en cuanto a cómo cada prenda que recibes en casa es producida.

Si con todo esto aún necesitas más motivos por los que unirte al slowfashion, aquí te dejo una lista completa. ¡Ya no podrás decir que no!

POR QUÉ UNIRSE AL SLOWFASHION

1. Te opones a moda producida en cantidades industriales que en la mayoría de ocasiones no respeta los derechos humanos.

2. Dejas de comprar a empresas que venden sin respetar el comercio justo.

3. Consumes productos artesanales, apoyando así el comercio justo.

4. Haces muy felices a pequeños empresarios y artesanos que como yo se dejan todo para ofrecerte sus mejores productos.

5. Apoyas empresas que fabrican prendas localmente.

 

6. Añades a tu armario prendas que duran más tiempo, pues están fabricadas para ello, ofreciendo una mayor calidad.

7. Las prendas que compras son producidas éticamente, y en la medida de lo posible, con materiales sostenibles.

8. Disminuyes el consumo de ropa. Lo que significa que puedes destinar ese dinero a otras cosas. La clave está en no comprar de forma compulsiva. Compras menos, pero compras mejor.

9. Aprendes a elegir prendas más especiales y de mayor calidad.

¡Ya no tienes excusa para unirte al slowfashion! 

Si no me equivoco, creo que hay algo que te ha interesado: Comprar menos pero comprar mejor. Si quieres saber más sobre esto, haz click AQUÍ, ¡es justo lo que necesitas!

¡Nos vemos pronto!

x Ester

Suscríbete aquí al newsletter para recibir las últimas novedades en tu email: